Albóndigas caseras con Pan de Malasia

Receta tradicional de Albóndigas con el Pan perfecto para rebañar

La receta tradicional de Albóndigas caseras con un pan de Malasia perfecto para rebañar

El pan roti canai y las albóndigas caseras son dos delicias culinarias que han ganado popularidad en diferentes partes del mundo. Ambos platos tienen orígenes interesantes y una historia rica detrás de ellos. En esta entrada de blog, exploraremos la fascinante historia y el origen de estas dos exquisiteces gastronómicas.

El pan roti canai es un pan plano y hojaldrado originario de la India y Malasia. También conocido como roti prata, este pan se ha convertido en un elemento básico en la cocina malaya y de Singapur. Su nombre «roti canai» se deriva de la palabra tamil «roti» que significa pan y la palabra malaya «canai» que se traduce como «estirar» o «extender». Esta descripción es muy apropiada, ya que el roti canai se estira y se dobla varias veces antes de ser cocido en una plancha caliente. El resultado es una textura ligera, crujiente por fuera y suave por dentro.

El pan roti canai se sirve tradicionalmente con una variedad de salsas, como dhal (una sopa de lentejas), curry o chutney. También se puede disfrutar con platos de carne o incluso en versiones dulces con azúcar o frutas. Hoy en día, el roti canai se ha convertido en un plato muy popular en los restaurantes y puestos callejeros de Malasia, Singapur y otras partes de Asia.

Ahora viene la parte de la receta tradicional de albóndigas caseras:

Las albóndigas caseras, conocidas por diferentes nombres en diferentes culturas, son pequeñas bolas de carne picada mezcladas con ingredientes y especias variados. Se cree que las albóndigas tienen una historia que se remonta a la antigua Roma, donde se mencionaban en los libros de cocina romanos. En España es una de las recetas tradicionales más populares del país.

Las albóndigas se han vuelto populares en muchas cocinas internacionales, y cada región tiene su propia versión única. Desde las albóndigas italianas conocidas como «polpette» hasta las «köfte» turcas o las «köttbullar» suecas, cada cultura ha dejado su huella en esta sabrosa preparación.

Las albóndigas caseras se pueden hacer con una variedad de carnes, como ternera, cerdo, pollo o incluso pescado. Se mezclan con huevos, hierbas y especias, y luego se cuecen al horno, se fríen o se cuecen al vapor. Las albóndigas son versátiles y se pueden servir en salsas, en sopas o como un plato principal acompañado de guarniciones.

Tanto el pan roti canai como las albóndigas caseras tienen historias y orígenes únicos que los han llevado a ser apreciados en diferentes culturas de todo el mundo. Ya sea disfrutando de un suave y hojaldrado roti canai con salsa de curry o saboreando unas albóndigas caseras en una cena reconfortante, estos platos nos permiten explorar una variedad de sabores y tradiciones culinarias.

Espero que te haya gustado la receta tradicional de Albóndigas, así como el pan plano hecho en sartén. Te dejo un video aquí abajo para que puedas ver la video receta paso a paso.

receta tradicional de Albóndigas

La receta tradicional de Albóndigas con Pan Plano

Marcos
Una de mis recetas favoritas para hacer son las albóndigas, pero creo que es necesario que te acompañes de un buen pan para poder dejar el plato bien limpio.
Plato Acompañamiento
Cocina árabe, Española

Ingredientes
  

ALBÓNDIGAS

  • 500 gr carne de ternera
  • 1 pizca sal
  • 1 pizca pimienta
  • 1/2 cdita pimentón rojo
  • 1 pizca perejil fresco
  • 1 ud huevo
  • 1 ud rebanada de pan
  • 30 ml leche

SALSA

  • 1 o 2 uds cebolla
  • 1/2 ud pimiento rojo
  • 1 ud zanahoria
  • 2 ud ajos
  • 50 gr tomate triturado
  • 1 vaso agua
  • 1 copa vino tinto

ROTI CANAI O PAN PLANO

  • 225 gr harina panificable
  • 160 gr agua
  • 5 gr sal
  • 2 gr levadura fresca o 10 gr de masa madre
  • 9 gr azúcar
  • 30 gr mantequilla para derretir

Elaboración paso a paso
 

  • Lo primero que vamos a hacer es preparar la masa de pan plano. Esta ocasión he querido hacer un pan tipico de Malasia que se llama Roti Canai. Es un pan muy semejante al pan naan que subí a esta página hace un tiempo y es mi top 3 de panes.
    Para empezar, mezclamos todos los ingredientes menos la mantequilla. Mezclamos todos los ingredientes y tapamos la masa. Dejamos reposar 30 minutos.
  • Mientras tanto, vamos a preparar las albóndigas mezclando todos los ingredientes. El pan remojado en leche le dará una textura aún más tierna a nuestras albóndigas. Cuando ya tenemos la masa, nos ponemos unas gotas de aceite en las manos y vamos haciendo bolas de un tamaño medio. Las pasamos por harina o maizena y las pasaremos por la sartén unos minutos a fuego medio. Cuando estén doradas, las sacamos y que reposen en un plato.
  • Ahora es el momento de dar el primer plegado a nuestra masa. La destapamos y con la mano húmeda damos unos plegados llevando la masa al centro. No tardaremos más de 30 segundos. Tapamos y dejamos 1 hora reposar a temperatura ambiente (26-28ºC).
  • Con el mismo aceite de las albóndigas, haremos un sofrito con las verduras del apartado de la salsa. La zanahoria, el ajo, la cebolla y el pimiento deben estar bien picados en trozos pequeños. Que se pochen durante unos 15 minutos.
    Agregamos el tomate triturado y el vino. Dejamos otros 10-15 minutos para que vaya evaporando el vino.
    Pasado ese tiempo, podemos triturar la salsa y volverla a colocar en la sartén. Le agregamos un vaso de agua para que no quede tan espesa. Cuando esté con una textura buena, agregamos las albóndigas y dejamos que se mezclen durante unos minutos con la salsa.
  • Mientras se cuecen las albóndigas con la salsa, vamos a darle otro plegado a nuestra masa. Ya habrá crecido bastante, asi que ahora hacemos el mismo proceso que antes, plegar y tapar.
    Volvemos a dejar reposar 1 hora la masa y le daremos otro plegado.
    Después de este tiempo, dividimos la masa en 4 o 6 porciones iguales.
  • Las boleamos y las podemos dejar descansar antes de estirarlas unos 5 minutos.
    Transcurrido el tiempo, estiramos la masa hasta obtener un disco de 20 cm de diámetro. Ya estarán listas para pasar por la sartén.
    Si quieres preparar el pan de Malasia, estira las masas hasta que estén transparentes y entonces píntalas con mantequilla derretida. Entonces pliégalas y forma una espiral. Vuelve a aplanar la masa hasta obtener el disco.
    Ahora podemos pasar la masa por la sartén. 2 minutos por lado será suficiente.
  • Emplatamos las albóndigas y las decoramos con un poco de perejil fresco. Ya tenemos nuestra comida lista, a falta de rebañar con el pan plano!
  • Espero que te haya gustado!
¡Haz clic para puntuar esta receta!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating