Pinsa Romana

La auténtica Pinsa Romana

Vamos a prepar la AUTÉNTICA PINSA ROMANA.

Imagina ESTO: mezclar dos grandes recetas de la gastronomía italiana como son la pizza y la focaccia, verdad? Pues la auténtica Pinsa Romana es súper sencilla de preparar, y yo te voy a enseñar a hacerla paso a paso.

Además, te voy a dar una gran noticia si no te gusta tener una masa pegajosa en las manos. No necesitarás amasar ni un minuto, te lo aseguro. Va a ser una pinsa romana sin amasado, simplemente ayudándonos del tiempo (que como ya debes saber si me sigues: el reposo, amasa) y de unos estirados plegados.

Si te soy sincero/a, he leído poco sobre esta receta pero la primera vez que vi un video y su nombre, me quedé enamorado de una masa tan burbujeante. Tiene lo mejor de la pizza por su fácil estirado y su sabor tan único. Y a su vez, lo mejor de la focaccia por sus burbujas hipnotizantes.

Si estás buscando por casualidad una receta de una pizza 100%  italiana, te dejo por aqui un link para que vayas a ver mi receta favorita de pizza napolitana.

Espero que te guste esta receta de pinsa romana, asi que ahora es tu turno para prepararla!

Un saludo y muchas gracias por leer mi blog!

Pinsa Romana

La auténtica Pinsa Romana

Marcos
La mezcla perfecta entre la Pizza y la Focaccia: Pinsa Romana.
Plato Plato principal
Cocina Italiana

Ingredientes
  

  • 200 gr harina de fuerza
  • 160 gr agua
  • 6-8 gr sal
  • 1,5 gr levadura fresca
  • 10 ml aceite de oliva

Elaboración paso a paso
 

  • Primero de todo mezclamos la harina con 3/4 partes del agua. Nos dejaremos en reserva un poco de agua para poder diluir la levadura fresca.
    Cuando ya tenemos mezclada la harina y el agua, la dejamos reposar 15 minutos (autólisis).
  • Con estos reposos la masa se amasará sola. Va a ser una receta completamente sin amasado.
    Agregamos la levadura disuelta en el agua que habíamos reservado y la sal. Mezclamos a mano todo durante 5 minutos hasta que vuelva a recuperar la forma de una bola.
  • Le agregamos el aceite y volvemos a mezclar todo.
  • Dejamos reposar 20 minutos tapada con plástico.
  • Realizamos un estirado-plegado por los 4 lados de la masa. Y volvemos a tapar. Lo dejaremos de nuevo 20 minutos reposando a temperatura ambiente.
    Volvemos a realizar un segundo estirado plegado y repetiremos la misma acción de dejar 20 minutos reposar la masa.
  • Tercer y último estirado plegado. Seguramente después de estos reposos y estirados-plegados, la masa estará más lisa y manejable que al principio. Con algún signo de fermentación en forma de burbujas en la masa. Es buena señal también.
    Ahora pasamos la masa a una cubeta o a otro bol limpio con un poco de aceite en la base para que no se pegue. Dejamos 1 hora a temperatura ambiente.
  • Pasada la hora, metemos la masa en la nevera directamente y estará a 4ºC durante 24 horas mínimo. Puede estar hasta 3 días máximo.
  • El día siguiente, sacamos la masa de la nevera y la pasamos sobre una superfície con abundante harina. La formamos dandole forma de cilindro y la dejaremos reposar 1-2 horas sobre una base de harina.
    Pasado el tiempo, podemos hacer como con la focaccia: vamos formando la pinsa romana metiendo las yemas de los dedos por toda la masa.
  • Metemos en el horno (precalentado a 200ºC) durante 15 minutos. Sacamos y podemos decorar agregándole lo que más nos guste. Yo elegí queso azúl, salmón, olivas, romero y pesto verde.
    Ya tenemos lista nuestra pinsa romana!
¡Haz clic para puntuar esta receta!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating